¿Me conviene Google Ads para mi negocio? 6 puntos para que entiendas el “Google AdWords” de hoy.

Google Ads, o como se llamaba antes, Google Adwords, es la plataforma de anuncios de Google. Cada que ves un anuncio en Youtube, en un resultado de búsqueda, o imágenes a los lados de sitios de noticias, estás viendo un Ad de Google. Lo más interesante es que cualquiera puede anunciarse, sin invertir mucho.

También necesitas una página optimizada para generar ventas, pero voy a hablar de eso en los puntos 2 y 1.

Puedes corregir a tus amigos que le llamen Google Adwords durante tu siguiente miercolitos ahora.
Es importante saber todo el alcance que tiene Google Ads, y que también tu sepas todas las posibilidades que hay si “le metes” a los anuncios de Google.

“Ya no te vamos a invitar. A nadie le importa si la salsa teriyaki es lo mismo que soya con miel, y no tienes que repetirlo cada que vamos a pedir boneless”

En 5 minutos, te puedo platicar mi experiencia en 2 años con Google Ads. Te dejo los 6 puntos, por orden de importancia, que te van a ayudar a entender mejor el sistema de anuncios de Google.

6. ¿Es Google Ads o Google AdWords?

Es Google Ads. Pero ya lo dije al principio.

Se llamaba antes Google AdWords las búsquedas de palabra por persona, y Google te acomodaba en los resultados para que fueras de los primeros en aparecer (si pagabas, claro). Durante los años, han refinado su sistema y han agregado nuevas utilidades para hacer tu anuncio más llamativo. Allá en el 2000, cuando se fundó AdWords, podías aparecer en un cuadrito con el texto de tu anuncio “lavamos perros a domicilio” y a lo mejor tu número de teléfono. Si le dabas click, te enviaba a la página de lavado de perros y podías ver más información.

Hoy en día, Google Ads opera básicamente igual. La diferencia es que ahora puedes pagar más para que tu video de un perro bañándose corra automáticamente cuando entras a un sitio afiliado, o puedes pagar más incluso cuando alguien Googlea a tu competencia. Con 8 tipos de anuncios básicos, puedes lograr diferentes objetivos en tu campaña.

Al final del día, estás pagando por palabras. Por cierto, hablando de pagar por palabras…

5. Si, se subasta por aparecer cada que alguien “Googlea” palabras

Tal vez has escuchado algo del sistema de Google, tal vez fuiste a “El curso de Google AdWords” (y si te lo vendieron así en el 2019, le atinaron a la manera en que nos referimos a Google Ads en México), o tal vez alguien lo mencionó en el miercolitos de la semana pasada.

Por cierto, el curso de Google Ads, impartido por Google, es gratis.

Si, el sistema de pago de Google es una subasta, que se maneja con un juez automático o lo que llamaríamos “Inteligencia Artificial”.

Yo siempre me imaginé a alguien de este estilo, y también me decepcioné cuando descubrí que era una máquina.

Antes de platicar de la subasta, hay que entender cómo está eso de “se paga por aparecer en Google”. Si tomamos el ejemplo de “lavamos perros a domicilio”, el dueño del negocio va a querer aparecer en las búsquedas que involucren “lavado de perros”, “baño de perros”, “baño de perros a domicilio”, “baño de perros en Monterrey”.
Para que Google Ads coloque su página y teléfono antes que nadie en los resultados de estas búsquedas, el dueño habrá ofrecido por estas palabras y frases.

Con esto en mente vas a decir, “Ok, pero entonces, ¿Está pagando por aparecer en los resultados? Mejor que mande a hacer una botarga de perro y se ponga a bailar en la plaza, nadie le va ‘a picar’ a su anuncio”.

Además, si es un perrito de estos bailando, mucha más gente va a acercarse.

La razón por la que Google Ads tiene más de la mitad de los anuncios en internet, es por su garantía. En realidad, el modelo funciona de otra manera…

4. Se paga cada que alguien le da click a tu anuncio

Si, si tu subastaste $12 MXN para ser el primero en aparecer cuando alguien Googlea “estetica canina” (sin acento, porque traemos prisa), ¡Felicidades! Eres el postor más alto de la subasta diaria para este término, y dependiendo del alcance que quieras tener, cada click te va a costar $12 MXN (Aunque no necesariamente, pero voy a hablar de eso también). “Estetica canina”, en todo méxico, tiene hasta 10,000 búsquedas mensuales, así que gracias a esta estrategia, podrías llegar hasta a 10,000 personas al mes.

Por si creías que lo estaba inventando. Si, si hago mi tarea. Si, cualquiera puede hacer esto.

Ahora, esto no significa que para ser siempre el resultado #1 tengas que pagar $1.2M MXN al mes, asumiendo que de las 10,000 personas, todas le dieran click. De hecho, para predecir tu campaña, hay casos en los que Google Ads no va a dejarte tratar de predecir con un presupuesto exagerado diario por palabra. Debido a que ellos ganan si la gente le da click a tu anuncio, y tu pagas por lo mismo, estarías armando un monopolio en sus búsquedas si ofreces $1.2M al mes. Además, ellos no te aseguran que la gente va a darle click a tu anuncio.

¿Pero qué pasaría si una empresa china llega a México y si está dispuesta a pagar $1.2M al mes por ser siempre el primer resultado? En ese caso, los precios de las palabras clave se van a disparar y reajustarse. Así que si pensabas seguir compitiendo por “estetica canina” y la relevancia en resultados, puede que cada click te cueste el mínimo que Shih Tzu Dog Spa esté dispuesto a subastar.

La imagen de la competencia, en todo su intimidante resplandor.

Ahora que ya expliqué lo de los clicks, seguro tienes otra duda acerca de los pagos…

3. ¿Qué pasa si nadie le da click a mi anuncio?

No pagas.

¿Está bien, no? Pues, hablando de mercadotecnia digital, no. Si nadie le da click a tus anuncios, lo más probable es que tu presupuesto diario para los anuncios esté bajo y nadie los esté viendo. En el mejor de los casos, puedes subir el presupuesto. Lo ideal sería reajustar tus palabras para que si se gaste ese presupuesto diario. Al momento en que se empiece a gastar, significa que la gente si está interactuando y dando click a tu anuncio.

En el peor de los casos, si no se gasta, nadie está haciéndole caso a tus anuncios, y ahí si tienes un problema.

Esto puedes detectarlo con las “impresiones”. Estas son el número de veces que le apareció a alguien tu anuncio, y presuntamente lo vio. Si tienes un número alto de impresiones pero muy bajos clicks, lo más seguro es que

  1. No tiene nada que ver tu anuncio con lo que la gente está buscando
  2. Piensas que las palabras en las que subastaste tienen sentido, pero tu audiencia no busca lo que anuncias.
  3. Lo más triste, tu anuncio es irrelevante y a nadie le interesa.
Ten cuidado con lo que planeas. Nadie anda buscando meter a su poodle en una lavadora.

Aunque puedes culpar a tu creatividad, o tu habilidad de Photoshop, o a la persona que te diseña los anuncios, la realidad es que si no le están dando click a tu anuncio, hay que cambiar la estrategia. Principalmente se empieza por cambiar las palabras, y refinar todas las herramientas de Google Ads. Ahora, hay un 4to caso que, en lo personal, es el que más me da tristeza…

2. ¡Si le “están picando” a mi anuncio! Pero gasté mucho y no se hizo ninguna venta

Y lo primero que vas a contar en los miercolitos va a ser “n’mbre, no funciona eso del Google Ads. La semana que entra me llega la botarga de perro y me voy a la plaza a bailar”.

Antes de que pidas el disfraz de Firulais, piensa en esto. De 2 trillones de búsquedas al día, y con 50% del tráfico de anuncios en internet, ¿Crees que es culpa de Google Ads?.

“Es que ya compré la botarga, y no me aceptaron la devolución. Dicen que nadie quiere la botarga de alguien que estuvo bailando 3 horas en la plaza a 35°C”

Si aparece tu anuncio, la gente le da click por los términos que subastaste, y aun así no hay ventas, entonces la estrategia está fallando a la mitad del camino.

Google Ads tiene muchísimas maneras de convertir a los usuarios en compradores, pero también hay que ajustarse usando todas las herramientas. Por ejemplo, si alguien dio click a tu anuncio de “¡Bañamos a tu perro! Servicio a domicilio a todo Monterrey y el área metropolitana”, lo más seguro es que busquen informes. Cuando le den click, tu página web ya debe de estar lista para dar esa información y concretar la venta.

Aunque me voy a hacer promoción solo aquí, mi empresa eso vende. Si tu página web tiene información como “quienes somos, nuestra historia, etc.”, tu página no va a trabajar para ti. Mi empresa se encarga de ajustar tu sitio web para que, si alguien le da click a tu anuncio sobre baño para perros, la persona aterrice en una página que hable de precios, promociones, horarios, garantías, personal y todo lo necesario. Y para envolver el paquete, le agregamos un botón enorme que diga “Mándame un whatsapp para más información”, para que cuando le de click, tu ya estés hablando con la persona interesada directamente.

“No, señora, nuestro shampoo no daña la piel de su perrito. Y si, claro que podemos cantarle una canción, por un costo adicional” – Tu, hablando con tu primer lead de Google Ads.

¿Cuánta gente se va a acercar a darte tu número de teléfono si te ven disfrazado de Firulais en la plaza? Aunque sea con tono cómico, piensa en eso. La interacción web nos permite recaudar mucha más información, de manera mucho más barata. Un panorámico en Av. Constitución va a costarte, te genere ventas o no. Los likes en Instagram y Facebook también van a exponerte, pero, ¿Cuántas personas de van a mandar DM para que le bañes a su Shiba? Aunque claro que puede suceder, aquella persona que está Googleando, está buscando una solución a su problema. Aquella que está en Instagram o Facebook, encontró tu anuncio “pasando por ahí”. Imaginándome que ya estoy formando un punto, vamos a la pregunta #1 cada vez que platico de Google Ads…

1. ¿Cuánto cuesta “meterle” a Google Ads?

Mira, con decirte que H&M, Mercado Libre, Amazon y otras marcas invierten miles de pesos al mes para ser los primeros en aparecer cada que Googleas “ropa en línea”, te puedes dar la idea de lo caro que pueden ser las campañas de Google Ads.

Un ejemplo claro es la venta de automóviles en México. Aunque el Keyword Planner reporta de 10 a 100 búsquedas al mes, la frase “oferta de coches nuevos” tiene un postor de $1,325 MXN en lo más alto.

Cuando conseguí este screenshot, uno de los anunciantes tuvo que ver con perros. Meramente coincidencia, pero si te pone a pensar si Google está poniendo atención…

Ahora, esto no quiere decir que tu tengas que “meterle” miles de pesos al mes. Hay diferentes estrategias para ser los número uno en tu propio nicho de mercado, y arrancar para que algún día tu también estés gastando 1.2M en “estetica canina”. La idea es que por cada click que concretes, puedas generar un “lead” o entrada para hacer negocio. Si cada click te va a costar $50, pero te aseguras de que cada click sea eficiente y se convierta en negocio cerrado, no va a dolerte invertir.

Hay campañas desde $1,000 MXN o $2,000 MXN al mes en inversión para Google Ads, sobre todo en México, que pueden generarte ventas grandes y entradas para negocios. Si lo piensas así, tu estás siendo la solución a los problemas que la gente está Googleando. Tu página está tratando de cerrar esa venta, y si no puede sola, el usuario tiene la opción de hablar contigo directamente. Además, con suficiente inteligencia, o con alguien experto en Google Ads, puedes ser de los resultados #1 en palabras donde la competencia ni se le ha ocurrido subastar.

“Resulta que hay un nicho de mercado para lavado de botargas.”

Así que, esperemos que consideres Google Ads, ya que si conviene para muchos tipos de negocios. Olvídate de la botarga, que no te asuste Shih Tzu Dog Spa, y cuéntale a todos en tu próximo miercolitos que ya estás pensando en como vas a integrar una campaña web para tu negocio.

Por cierto, aquí en Third Creator hacemos exactamente eso. Si buscas un experto en Google Ads, que además prepare tu sitio web para que venda y te genere entradas para nuevos negocios por sí mismo, mándame un correo a jorge@thirdcreator.com.

 

¡Más información por Whatsapp!